Red para la Competitividad de las PyMes y el Desarrollo Sostenible, V CONGRESO INTERNACIONAL DE INVESTIGACIÓN DE LA RED RADAR | ARGENTINA | 2020

Por defecto: 
ESTABILIDAD DE PENSIONES DE JUBILACIÓN Y AUXILIO A MAYORES POBRES EN PERÚ
Eladio Damián Angulo Altamirano, Mariel Anghelín Angulo Ruiz, Ademar Vargas

Última modificación: 2020-09-29

Resumen


El trabajo se orienta a plantear un esquema de pensión digna para el jubilado y otro de auxilio humanitario al pobre extremo, que tiene dos componentes: los adultos mayores que carecen de sustento económico y los hogares en extrema pobreza. En el caso de pension digna para el jubilado se ha diseñado un esquema de contribución durante la vida laboral del trabajador, que lo comparte éste con su empleador, con un total de 19% del haber mensual total del trabajador, incorporado en un Fondo Nacional. Este esquema está apoyado por el Estado en los gastos de gestión y riesgo, con una contribución equivalente a 2% del haber del trabajador. Con estas contribuciones durante 30 años el trabajador al jubilarse tendrá una pensión del orden de 60% de su haber promedio ponderado, la misma que será del orden de 80% al jubilarse con 40 años de contribución. Para el segundo caso se ha considerado la responsabilidad total del Estado y, aprovechando del diseño anterior, se ha establecido que, en 23 años de contribución mensual, equivalente al 12% del haber de los trabajadores privados y públicos, integrada como parte del fondo antedicho, se está en condiciones de atender al adulto mayor que carece de sustento económico, con una asignación mensual del orden de S/.500. También se indica que, si el Estado considera que debe brindar la atención desde el próximo año, al menos con la mitad, puede hacerlo utilizando S/. 3,700 millones de su presupuesto anual, entendiendo que esto es sólo por los 23 primeros años. Para atender a los hogares en extrema pobreza, que debe ir disminuyendo, se ha considerado que el Estado empiece con un apoyo de S/. 300 al mes, por hogar, con una magnitud de S/. 1,450 millones anuales del presupuesto, desde el momento que el Estado crea conveniente, pudiendo dicho apoyo crecer gradualmente hasta S/.600 por mes y hogar, y que dentro de 23 años puede ser compartido con el Fondo mencionado. Naturalmente, ambos pilares de protección social y sus criterios de aporte son guiones que admiten flexibilidad, por ejemplo, para el pilar de jubilación con cuenta individual se pueden establecer dos sub pilares, tal vez uno obligatorio y otro flexible, con aportes mensuales cuya suma sea lo indicado.